Shashel®

Escarabajo de la madera

El escarabajo de la madera es un devorador de casas de madera, estructuras, vigas y muebles. El escarabajo puede destruir la madera incluso en invierno en una casa con calefacción. Describiremos los signos de infestación y aseguraremos la esterilización. Ataque a base de microondas a la plaga.

Tipos y hábitat

La carcoma, al estar dentro del tronco, se desarrolla y roe la parte que contiene almidón. Se nota su presencia cuando el adulto emerge, dejando agujeros y mucho polvo. El diámetro puede ser de 0,7 a 3,2 mm dependiendo de la especie. Al poner huevos, las hembras vuelven a infectar al material de construcción, continuando el ciclo durante varias generaciones hasta que se comen todo. Los árboles pueden tener una inmunidad natural, un bajo contenido de almidón.
Tipos y descripción de las carcomas
Tipos y descripción de las carcomas

Escarabajo longicornios

El escarabajo longicornio (Cerambycidae, también conocido como escarabajo de cuernos largos) es una familia muy grande, con antenas extraordinariamente largas que son más grandes que el cuerpo de un insecto maduro. Un hecho fascinante es su nombre científico en la mitología griega: tras un enfrentamiento con las ninfas, el pastor Cerambo se transformó en un gran bicho con grandes cuernos.

Escarabajo reloj de la muerte

Xestobium rufovillosum. Los adultos miden 7 mm de longitud y las larvas hasta 11 mm. Hacen el sonido de tic-tac, que se puede escuchar desde las paredes y las vigas cuando hace buen tiempo. Se asocian con un reloj, que marca el tiempo de la muerte. El sonido es realmente desagradable. La celulosa es digerida por enzimas, siempre que se haya producido una descomposición fúngica previa.

Carcoma común

Anobium punctatum. Durante la fase larvaria se alimenta de xilema. El Anobium punctatum tiene un tamaño de 2,7-4,5 mm. Tienen cuerpos elipsoidales de color marrón con un bulto en forma de capucha.
¡¡Importante saberlo!!
Los adultos no se alimentan en general, sólo se reproducen.
La hembra pone sus huevos en las grietas de las vigas o en los orificios de salida. Eclosionan al cabo de tres semanas, cada huevo se convierte en una larva en forma de C de color blanco cremoso de 1 milímetro. Durante tres o cuatro años comen el xilema, creciendo hasta 0,7 cm. Cuando alcanzan un límite de tiempo, se acercan a la superficie y se transforman en pupas (hasta 8 semanas). Después, abandonan su hogar, haciendo un agujero de 1 a 1,5 mm dejando polvo de la madera, los primeros signos visibles de infestación. Se alimenta de albura, puede verse fácilmente en construcciones en las que una parte puede estar muy atacada y la otra queda casi intacta. Dependiendo de si es de núcleo o de albura. Las normas de construcción estipulan que no se puede utilizar madera con un enraizamiento superior al 25%.
Larva de carcoma
Larva de carcoma

Formas de eliminación

La madera es el material más popular y esto se debe no sólo a su practicidad, solidez y estética, sino también a su respeto por el medio ambiente. Los troncos de madera también son una delicia para la carcoma.
Se utilizan "productos populares", desde vinagre hasta el formaldehído, pero se encuentran con un problema, no penetra tan profundamente la madera como se requiere (sólo 1-2 mm). Algunos de ellos no son peligrosos para las personas, pero una gran parte es perjudicial para la vida en la casa.
Los productos modernos son diferentes en cuanto a su uso, acción y toxicidad, pero todos tienen algo en común: impedir el proceso de puesta de huevos. Aun así, hay algunos problemas. Uno de ellos es que se requiere tratar de nuevo cada pocos años, nada dura para siempre. También cabe mencionar la habituación de los insectos a los productos insecticidas y la resistencia de la propia naturaleza. Y lo más importante es que los xilófagos no ponen sus huevos en la superficie, sino en lugares acogedores como grietas, rincones y agujeros. ¡Estos lugares son físicamente imposible de alcanzar!

Los insecticidas en aerosol sólo matan las plagas en la superficie, pero no las larvas que roen en el interior de la madera. Congelar rápidamente la madera infectada o calentarla a 55-60°C puede proporcionar resultados eficaces.
En caso de tratamiento a baja temperatura es necesario actuar rápidamente. De lo contrario las larvas entrarán en hibernación como las moscas y cuando la temperatura se normalice seguirán infestando. Ni siquiera una temperatura extremadamente baja las perjudicará, ya que la conductividad térmica y la capacidad calorífica de la madera dan tiempo suficiente a las larvas a reproducirse. También se puede eliminar a la carcoma calentándola a temperaturas críticas. Es posible confinar la casa en una cúpula por todos los lados y calentarla varios días con dispositivos de calentamiento, pero es muy difícil y caro.

En consecuencia, toda la lucha contra la carcoma se reduce a la prevención, empezando por el control de la madera para minimizar la infestación, seguido de un secado de calidad en cámaras de calor y un tratamiento insecticida preventivo obligatorio.
¿Qué debo hacer en caso de infestación de carcoma?
El equipo de microondas es ideal para las casas de madera, los talleres de restauración y de antigüedades. El exterminio se realiza de manera rápida, sin residuos tóxicos y sin peligro para el operario. La energía de microondas afecta de manera rápida a las larvas, que contienen hasta un 97% de humedad, la que hierve al instante, además se calienta el material a su alrededor de forma uniforme a una temperatura superior de 55-60º. Lo suficiente como para deshacerse de los huevos y de los insectos adultos. En cada construcción de madera debe haber un generador de microondas. La plaga se reduce a cero sin esperar a infestar toda la estructura. El propietario siempre sabrá su ubicación y puede tratar de inmediato las zonas "infectadas". Cabe destacar que el equipo es excelente para controlar la humedad de la madera y se las arregla de maravilla con el moho, que suele acompañar a la plaga.
Google Review Widget
SIEMPRE ESTAMOS ABIERTOS A LA COMUNICACIÓN
© All Rights Reserved. Shashel®.

Irritating and playful, slowly devouring the furniture bequeathed by his grandfather, the woodworm gnawed, gnawed, continued gnawing, as if it were a clock devouring time... © Alves Redol
This website uses cookies to ensure you get the best experience
OK
Close
Do you have any questions? Contact us!
I agree to the Terms of Service